LA ACCIÓN DE ORO DEL COMPRADOR DE VIVIENDA

LA ACCIÓN DE ORO DEL COMPRADOR DE VIVIENDA.

En nuestro sistema legal , existen dos tipos de documentos, en cuanto a su forma . Los documentos públicos y los documentos privados.  Las dos clases de documentos son igualmente válidas y eficaces, aunque la Ley exige una forma pública para determinados casos. Por ejemplo para dotarlo de una especial fortaleza , de cara a su acreditación ante los Tribunales, o para poder inscribirlo en los Registros públicos.

Tradicionalmente cuando un particular compra una vivienda, singularmente a una promotora, se suscribe el llamado documento ( privado ) de arras que todo el mundo conoce en cuanto a sus efectos. Lo más relevante de dicho documento, además de la correcta identificación de las partes, y de la finca que se adquiere; es la cantidad que anticipa el comprador, la forma de garantizarla ( que es obligatoria ) , y la probable o posible fecha de entrega de la vivienda, en condiciones de habitabilidad.

Desde que se firman estas arras, hasta que se  va a firmar la escritura pública ( documento público ) , puede transcurrir una serie de meses, ( o incluso años ) , y durante ese plazo , pueden surgir circunstancias que nos hagan desistir de esta compraventa. Por ejemplo , la falta de financiación en condiciones aceptables, un traslado del puesto de trabajo, una situación de paro sobrevenida, etc ,..

Para estos supuestos , la legislación de consumo establece un derecho , que ha de ser especialmente pactado en la documentación previa, para desistir del contrato, sin necesidad de alegar una “justa” causa,  ( “ ad nutum”), y con la devolución integra de las cantidades entregadas. El derecho de desistimiento, que es obligatorio para las compras de consumo ( 14 días desde la compra ) , incluso para las operaciones de financiación de consumo, ha de ser especialmente pactado, y por tanto incluido en los contratos de arras o de preventa, de inmuebles, para que pueda ser reconocido por los Tribunales en su caso.

Es un derecho de carácter muy excepcional, y como tal , no se suele recoger en los modelos de arras que presentan las promotoras o los intermediarios;  pero está en la Ley , y a él se pueden acoger los consumidores que pretenden adquirir una vivienda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *